El Carro

En el tarot, la carta del carro está relacionada con la fuera de voluntad, la concentración, y la necesidad de controlar el camino para llegar a nuestros objetivos. Es decir, puede asociarse con un conflicto existente dentro de nosotros mismos, y hallar el equilibrio que se necesita para conseguir las ambiciones.

En su posición normal, se dice que el carro sigue a sus amantes. Luego del impulso que nos lleva a salir del jardín. En ese momento podemos ser el héroe de nuestra historia.

Esto podría representar Helios, el Dios griego que conduce el carro del Sol en el cielo, llevando la luz a la Tierra. El riesgo de esta tarjeta está bien clarificado por el mito de Phaeton. Entre otras cosas, esta historia muestra lo peligroso de llegar demasiado alto sin estar preparados.

Puede alcanzar su objetivo sólo si va a continuar intentándolo. Se puede avanzar ahora, derribar los obstáculos y el hallar el éxito a través del dinamismo personal. Debe poner control a sus sueños y emociones.

Se debe hacer uso de toda la energía y utilizarla con sabiduría. Espere que el alma dirija al espíritu. Descansar, reflexionar y volverse hacia adentro para el análisis, la soledad, la salud y la realización física, sin esfuerzo.

Conquista, victoria, energía, honor, autoconfianza, egocentrismo, ansiedad, condena, control férreo, fuerza de voluntad, disciplina, éxito, reconocimiento, inflexibilidad, riqueza, impulsividad, reconocimiento, valentía, comando y orgullo suelen asociarse con esta tarjeta.

Cuando se presenta de forma invertida, puede interpretarse como que ha tenido muy poco éxito en lograr tener fuerza de voluntad, puesto que al contrario la situación pareciera no tener control. Se debe estar atento a los casos que demuestran la mala utilización de la energía, así como la presión y la fuerza.

La persona debe estar clara de que está perdiendo energía cuando se sumerge en emociones que originan actitudes autoritarias.

Deja un comentario