El Emperador

Si La Emperatriz representa en el tarot la fuerza, energía y femineidad, pues El Emperador lo hace dentro de su ámbito. Es poder, autoridad y estrategias. Está relacionado con el manejo de la estabilidad en medio de las situaciones difíciles que pueda enfrentar una persona. Es capaz de mantener el control en la crisis y resolver en la medida en la que su responsabilidad se lo permita.

Este hombre está sentado en un trono de piedra, el cual está tallado de cuatro cabezas de carnero. Tiene en una de sus manos una esfera que significa la posesión. Para los lectores de cartas El Emperador tiene dos explicaciones. La primera está aliada a la figura paterna, ese padre protector que cuida a la familia por encima de lo que sea.

Pero también representa la llegada de un nuevo amor estable y permanente en el tiempo. Así que si le sale a alguien esta carta, también tiene buenas noticias en varios aspectos. Quiere decir que deseamos poder manejar nuestro entorno, sin que éste lo haga con nosotros. Pero es importante tener en cuenta que no siempre está en nuestras manos poder controlar las cosas.

El Emperador nos muestra la capacidad que tiene un individuo de salir adelante en medio de las adversidades. Al mismo tiempo, quiere decir la forma en la que la gente tiene una relación con su padre.

Se desea ir más allá que los demás. El conformismo no forma parte de una persona a quien le salga El Emperador. Quiere hacer todo lo que esté al alcance para conseguir lo que tanto ha deseado y por lo que ha trabajado. Así como La Emperatriz representa a lo femenino, El Emperador es la parte masculina. Tomemos como ejemplo esa fuerza y ganas que tiene este hombre para enfrentar todo en la vida.

Deja un comentario