Entendiendo las bases del lenguaje emoticono

Entendiendo las bases del lenguaje emoticono

El lenguaje emoticono está basado precisamente en la sed de la comunicación. El cerebro humano está diseñado para poder reconocer los rostros de quienes nos rodean. Cuando vemos a otros se activa la corteza occipital del cerebro. Este evento es importante para poder conocer el éxito de los emoticonos. Puesto que se basa en el mismo procedimiento.

Entendiendo las bases del lenguaje emoticono

Cuando vemos un emoticono sonriendo, que se usa para transmitir felicidad, es como ver una carita familiar. El psicólogo investigador de la Universidad de Flinder, en Australia, se dedicó a estudiar las bases del lenguaje de los emoticonos. Le resultó curioso que cuando sus estudiantes pedían una prórroga para entregar sus tareas, terminaban la solicitud con una carita sonriente hecha con símbolos.

Cuando se usa un emoticono, el cerebro humano, al verlo, reacciones de la misma forma que cuando ve una cara familiar. Por tanto, el uso de este lenguaje ha originado que el cerebro humano aprenda a reconocer los emoticonos como rostros familiares. Lo que demuestra por una parte la gran flexibilidad que tiene de adaptarse a ciertos estímulos en el ambiente. Los emoticonos han logrado en treinta años darle una nueva función al cerebro, una que no existiría de no existir los emoticonos.

Los emojis se han convertido en una lengua franca. En una forma de expresión que es reconocida. La palabra emoticono ya forma parte del español, lo que hace reconocer la necesidad en la actualidad del uso de los emoticonos para la comunicación.

Por otra parte se cree que actualmente el ojo humano ve más emoticonos que señales de tránsito, lo que supone que en algún momento esta forma de lenguaje dará un salto evolutivo aún mayor. Un sitio que mide el uso de los emoticonos en tiempo real, estima que la gente promedio utiliza entre doscientos cincuenta y trescientos cincuentas emoticonos por segundo en las redes sociales y la mensajería instantánea, esto es sorprendente tomando en cuenta que a medida que van pasando los años van apareciendo nuevos iconos gestuales y por lo tanto va evolucionando aún más este lenguaje y la presencia de los emoticonos en las conversaciones. Condicionando al cerebro a una forma de entendimiento que trasciende las palabras y causa reacciones más eficaces que estimulan procesos y eventos cognitivos.

De manera que el éxito de los emoticonos radica en su propagación, en que se hacen familiares y en que originan eventos a nivel cerebral que los hace más eficaces en la comunicación de las ideas, sensaciones y emociones.

Deja un comentario