La evolución de los emoticonos hasta hoy

La evolución de los emoticonos hasta hoy

Los emoticonos han evolucionado gradualmente. Aunque en los últimos años han dado pasos enormes. Y aunque su origen se remonta a la década de los ochenta, retrocedamos tan solo hacia la era del MSN Messenger. ¿Lo recuerdas?

La evolución de los emoticonos hasta hoy

Con el Messenger los emoticonos tomaron esa forma de emojis, es decir, evolucionaron hasta ser una composición de imagen y letra, lo que quiere decir literalmente emojis.

Los emoticonos forman parte de la vida de todos. Hasta los más ancianos que ni soñaron con esta tecnología y nunca estuvieron familiarizados con el internet, se ven envueltos por los emoticonos pues ya forman parte hasta de los dispositivos móviles.

Si fuiste de los que chateaban horas y horas a través del Messenger, entonces los usaste. Usarlos era inevitable, parte del código de conversación. Cuando la aplicación se actualizó y daba la opción de cargar cualquier tipo de imagen o GIFs que descargábamos en internet, entonces las conversaciones tomaron un tono aún más divertidos, y los emoticonos saltaron otro peldaño hacia la popularidad.

Los emoticonos no se quedaron con el chat de MSN Messenger. El avance siguió. La evolución fue indetenible.

Pronto apareció el BB, y ya la PC no era indispensable para chatear. Pues bastaba con la aplicación en nuestros teléfonos y podíamos conectar con nuestros amigos. Por supuesto que la aplicación incluía los emoticonos. Pues ya formaban parte de nuestras conversaciones y se iban constituyendo en un lenguaje necesario para las comunicaciones digitales.

Después del BBM apareció el Whatsapp, una aplicación de mensajería instantánea que vino a superar el BBM, y sigue actual y evolucionando también. El Whatsapp sirvió para otros avances en el lenguaje emoticono. Tanto que rompió con las barreras racionales, y se convirtió en la primera plataforma que permitía que los emoticonos pudieses cambiarse de color de piel. Algo curioso y novedoso.
Los emoticonos gozan de una popularidad universal. Han conquistado la pantalla no solamente de nuestros teléfonos y ordenadores, también de la televisión e incluso de habla de títulos de libros que han sido traducidos al lenguaje emoticono.

Los emoticonos ahora no solamente están en los medios digitales. También podemos verlos impresos sobre franelas, almohadas, y tantas cosas más. Se han convertido en accesorios, en prendas, etc.

Seguramente seguirán evolucionando. Ya nada debería sorprendernos en adelante, pues hasta ahora la evolución no solamente ha sido indetenible, sino también ingeniosa.

Deja un comentario