¿Son los emoticonos positivos o perjudiciales?

¿Son los emoticonos positivos o perjudiciales?

Los emoticonos han hecho una presencia sólida en la cotidianidad. Han suplantado muchas palabras. Muchas personas se valen de los emoticonos para expresarse, tanto que en sus mensajes no usan palabras, solo estos símbolos.

¿Son los emoticonos positivos o perjudiciales?

El uso de los emoticonos ha despertado curiosidad en los últimos años en expertos. Y todo el mundo tiene una opinión para dar al respecto. Desde la proliferación, aproximadamente desde el dos mil once para acá, los emoticonos han pasado a ser casi un lenguaje que ha conquistado desde la comunicación digital hasta la impresa, incluso. Pues existen ya versiones de libros que han sido “escritos” en emoticonos. Sorprendente.

La popularidad de los emoticonos ha despertado el debate. Existen controversias entre los que piensan que su uso es dañino para el lenguaje y la comunicación y los que piensan que es positivo y permite que el proceso de comunicación sea más efectivo.

Los primeros piensan que deben saber usar. Que los emoticonos podrías hacer perder el sentido correcto de una conversación v generaría más pérdida de tiempo al tener que explicar lo que se ha querido decir tras el malentendido al usarlos incorrectamente. Así, estos consideran que el uso de los emoticonos imposibilita la comunicación eficiente.

Los segundos piensan que los emoticonos eleva el nivel de compatibilidad. Existen casos de personas que viven en diferentes países y hablan diferentes lenguas, y en el intento de comunicarse en uno de los dos idiomas fortalecen el significado o le dan sentido a las frases aparentemente incoherente con emoticonos al final de las frases. Es como la cereza que completa el pastel en el intento de la comunicación, sostienen estos últimos.

Hay quienes afirman que los emoticonos sirven para reforzar el lenguaje corporal que no puede darse porque no se está cara a cara. Además, permiten decir mucho escribiendo poco. Hay quienes piensan que un emoticón vale más que mil palabras.

Para otros es una moda dañina. Sostienen que despersonaliza al individuo. Pues tiende a resumir en una imagen tanto la rabia, la tristeza como cualquier otra emoción. Por otra parte, existen otros que piensan que recibir mensajes con emoticonos de parte de gente con la que no tienen confianza les parece ridículo y absurdo.

Es una controversia amplia. Que demuestra el alcance y la influencia de los emoticonos en la actualidad, de no ser tan amplia su presencia, tampoco lo serían las discusiones en torno a ellos.

Deja un comentario